martes, 1 de agosto de 2017

10 razones para emprender en gastronomía y 1 por la que no hacerlo

{ GASTROPLANNER }


10 razones para emprender en gastronomia y 1 por la que no hacerlo


Buenos días!!

Si estás leyendo esto es porque en algún momento de tu vida te has planteado emprender / innovar en hostelería y restauración, ¿verdad?. En algún momento te ha picado el gusanillo de querer hacer realidad una idea, una visión, un sueño… algo que en tu mente funciona y ves claro pero que luego, a la hora de hacerlo realidad, es más complicado…  Y, por supuesto que es más complicado (no vamos a ser hipócritas y a negarlo), pero los sueños solo se cumplen si luchas por ellos y ese que tú tienes en mente seguro que puede triunfar. 


Así que, desde aquí, te animamos con los 10 motivos para emprender en el sector de la hostelería y restauración hoy… como verás, 10 motivos objetivos a los que puedes añadir todos los “subjetivos” que estén rondando por tu cabeza:

1. Es un sector en expansión… en clara expansión.  Según los últimos datos de los estudios más recientes en el 2016 el sector creció un 7% cuando las expectativas lo colocaban en un 3,5% y, por lo que se va viendo, este año va a ser incluso mejor.   ¿quién no quiere invertir en un sector que está en pleno crecimiento y desarrollo?... un sector que crece por momentos y que, simplemente, uniéndote a la marea del crecimiento y dejándote llevar tu negocio irá naturalmente expandiéndose.

2. La restauración está de moda… no hace falta más que mirar a nuestro alrededor para darse cuenta que los programas de televisión que más triunfan en la actualidad son tipo Master Chef, Top Chef y demás… no solo eso, ahora mismo los grandes chefs probablemente tengan más peso específico dentro de la sociedad tanto que, como sigamos a este paso, que se preparen los futbolistas que los cocineros vienen pisando fuerte.  ¿Alguien duda de la capacidad de influencia de Dabiz Muñoz?, ¿Chicote? ¿o Quique Dacosta? 


Restaurante decoración inspiración


3.   Son proyectos muy multidisciplinares que te permiten desarrollar cualquier tipo de inquietud que puedas tener… desde la más puramente técnica de la cocina en sí con todas esa creaciones que puedas tener en mente, pasando por el diseño totalmente personalizado de tu espacio, selección de tu equipo de confianza, personalización de la banda sonora, creación de una comunidad  en redes sociales…  Es crear un pequeño mundo paralelo, tu mundo paralelo…

4. Hay un gran componente creativo ya que, hasta hace poco las artes eran solo la pintura, escultura, música, etc… ahora ha llegado el momento en que la gastronomía puede entenderse como todo un arte y hay que ser un verdadero artista para buscar tu hueco en ella.  Los avances técnológicos van tan rápido que parece imposible pensar un plato que hoy en día no pueda ejecutarse… es solo cuestión de luchar por ser diferente.


Inspiración comida, burrata con tomates y aceite de oliva


5. No podemos olvidar la gran importancia que tiene el turismo dentro de nuestra economía (no en vano ocupa el 11% de nuestro PIB pero no solo eso, en lo que va de año hemos recibido 36,3 millones de turistas, un 11,6% más que el año pasado...).  Es cierto que esto es algo bastante territorial y que no puede extenderse a la estepa siberiana… pero con la afluencia de turismo y la tendencia a que siga creciendo en el futuro, ¿cómo no atender a esta creciente demanda?  Al final todos estos “guiris” tienen que comer, cenar, tomar algo a media tarde… y hay que darles ese servicio para que nuestro país siga manteniendo esa potente etiqueta de “turismo gastronómico” que tanto nos interesa potenciar.

6. Y mirando hacia dentro, debemos reconocer que nuestra cultura está íntimamente relacionada con la gastronomía.  Los españoles no entendemos la celebración de un acontecimiento que no sea alrededor de una mesa: desde los más pequeños (acabar los exámenes, un pequeño ascenso en el trabajo, un santo/cumpleaños) a los más grandes (bodas, bautizos, comuniones…).  No entendemos celebrar algo si no va unido a disfrutar de una buena comida o unas buenas copas con familia y amigos.  


bar, bebidas, vintage,


7. Pero no solo para celebraciones, nuestra forma de ser y nuestra cultura está íntimamente relacionada con la socialización en bares, cafeterías y restaurantes.  Ellos son y seguirán siendo nuestro punto de encuentro con amigos y familia porque, siendo sinceros, no somos como los nórdicos que están constantemente en casas de unos y otros organizando comidas y cenas.  Nosotros somos más de quedar en algún sitio “para que nadie se líe”.  Lo curioso es que, si miramos al modelo americano, lo suyo es aún más radical ya que es casi impensable el hecho de quedar en casas y todas las comidas/cenas se hacen fuera.  Queramos o no la globalización está ahí, así que dentro de poco, llegará el momento en el que comer en casa, comida de “mamá” sea todo un lujo y los restaurantes estén mucho más llenos a diario… Gran noticia para un sector que no lo pasa del todo bien las noches entre semana, ¿no?

8.  No podemos olvidarnos de que emprender en gastronomía es relativamente asequible… es cierto que hay que buscar local (¿alquilado?), maquinaria, algo de decoración y algo de personal… pero dentro de lo que cabe es una inversión en la que nos podemos meter sin volvernos locos.  Otra gran ventaja es que se puede ir poco a poco, se puede ir probando y a medida que funcione ir inviertiendo más y más (o reinvirtiendo beneficios, que es lo suyo).  De este modo, si tenemos la cabeza bien puesta, estudiamos el mercado, hacemos un buen plan de negocio, lo normal es que recuperemos la inversión sin demasiado problema.


postre tarta de chocolate y moras


9. Es un sector que no tiene barreras de entrada, al menos aparentemente.  Es decir, cualquiera puede abrir un bar/cafetería/restaurante sin requerírsele ninguna carrera universitaria, ningún título ni ninguna certificación oficial.  Es cierto que el estar formado en hostelería, gestión dentro del mundo de la restauración, etc… siempre puede ayudar a que el negocio sea un éxito pero no es estrictamente necesario.  Dicho esto, nosotros siempre recomendamos un cierto grado de formación en el sector, sea de la forma que sea, de manera que se minimicen riesgos.

10.   Y, por último, ¡¡todos tus amigos te lo agradecerán!!  Jajajaja


layout de cocina industrial de un restaurante


Y ya, para terminar, no podemos olvidar el título del post y contaros LA razón para no emprender en gastronomía… la que todos sabemos, la que está en boca de todos cuando a alguien se le ocurre mencionar que está pensándoselo… “es que es muy sacrificado”, “es un sector muy esclavo”… No vamos a negar que sea cierto… ¿y quién ha dicho que el resto de los sectores no lo sean?  ¿quién ha dicho que quien está diseñando páginas web no lo hace también los sábados y domingos?, ¿y que quien está diseñando una colección para la próxima fashion week no lo hace el martes de madrugada?, ¿y quien escribe un libro?, ¿y quién es entrenador personal? ¿y actores de teatro?  Todos, absolutamente todos,  los que tenemos un sueño y luchamos por él nos sacrificamos y nos hacemos esclavos… ¿y es eso malo?

Esperamos haberos animado a emprender en gastronomía porque todavía tenemos mucho por hacer en nuestro país y las cifras nos están favoreciendo mucho!!!

¿Y vosotros?, ¿qué pensáis?, ¿alguna razón más para emprender?, ¿hay alguna otra “desventaja” que se nos haya escapado?


Un saludo,

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips